Elaboran pizzas con una masa de fermentación lenta (48 h), gourmet y 100% Plant Based y las entregan exclusivamente a domicilio en Barcelona (de momento). Son la primera pizzería virtual en Barcelona en lanzar un concepto gourmet vegano con el fin de agradar a todos y hacer que sus clientes disfruten de la misma experiencia de siempre junto a sus amigos y familiares, independientemente del tipo de alimentación de cada uno. Los alérgicos a la lactosa también pueden disfrutar de ellas, ya que su queso está elaborado a base de grasa vegetal y frutos secos. También han pensado en los sensibles al gluten, por lo que tienen bases de pizza preparadas de maíz. Quieren liberar la pizza del sufrimiento animal para poder disfrutarla sin remordimientos.