Galilea nace del nombre de un pequeño pueblo pintoresco de montaña en la isla de Mallorca, donde se inició este proyecto lleno de ganas e ilusión. Ofrecen plantas de interior pequeñas y medianas con macetas de Km 0 producidas artesanalmente. Su primer objetivo es trabajar al 100% con materiales sostenibles y libre de plásticos.