LO Galliner, es un antiguo gallinero transformado en un taller de cerámica en un entorno rural. Crean sus propias piezas así como también dan clases de cerámica y yoga. Han creado un espacio para evadirse y crear, abierto a todo el mundo, sobretodo en estos tiempos tan rarunos. Las piezas que crean surgen de momentos vividos, desde sus jarrones con mucha cara, jarrones con las piedras encontradas en el camino o sus relojes que no marcan las horas, sino sólo la palabra ahora.