KOS nace del valor de las pequeñas cosas que te hacen sentir bien. Creen en la belleza de lo natural y realizan creaciones únicas y personalizadas a base de flores preservadas y secas. Comparten la consciencia zero waste y sus proveedores son siempre nacionales.