Laura y Angela son dos amigas colombianas que descubren y recuperan fauna y flora a partir de su joyería estampada en cerámica hecha a mano en Barcelona, asegurando prácticas locales, honestas y sostenibles desde el diseño hasta la distribución.